Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

diario (1.0)

_________________

un día quisimos ser página vacía
para encajarnos entre los renglones

un diario, me dijo,
a casi mil quilómetros,
y la hoja se torció
—papiroflexia de piel quebradiza—
tornándose ave migratoria
que debería mudar el plumaje
para soportar el frío,

para reflejarse en el río,
o en el iris completo
de tus ojos en primer plano

un tatuaje de primer plato,
una esponja que absorbería
las palabras, las lágrimas
y los despropósitos. Tus labios.

una lista de la compra de los anhelos,
el código morse de mentiras y fracasos

la quinta edición de un libro en blanco
y dos manos que lo escriben
en sentido contrario,
sin puntos, ni comas,
ni estrofas, ni versos

y un loco ciego
firmando dedicatorias
a las dunas de todos los desiertos

________

diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 18, 2014 por en Como quien de eterno caer padece.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: