Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

zootropo

___________

empecemos por algo sencillo,
por ejemplo, que tú me sostienes
la cara, con las dos manos,
un segundo antes de besarme

descompongamos esa escena
en instantáneas delicadas
como alas de insecto
bordadas de claroscuros

uno: yo estoy sentado
dos: cierro el libro cuando
veo que te acercas
tres: alzas los brazos
cuatro: te inclinas y ladeas la cabeza

—cambia la iluminación, el plano—

cinco: tus dedos son focos
que alumbran y calientan
cuando se posan en mis mejillas

seis: tu pelo vela y desenfoca
el decorado entorno a mi rostro

siete: tus labios saltan del
agua como carpas brillantes

—fundido a negro—

que ruede la rueda
y que mis retinas edifiquen
la ilusoria cinematografía
de la antesala de tu saliva

_________

zootropo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 20, 2014 por en Como quien de eterno caer padece.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: