Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

#13 (destrozar cosas)

__________

Ella siempre era ella,
y en ocasiones,
era ella conteniendo
una parte substancial de mí.

Entre otras cosas
me enseñó la cruel diferencia
entre unos dedos que acarician
una piel,
y unas manos que se hunden
en el lugar preciso
donde algunos suponen
que se aloja el alma.

Más o menos,
la misma diferencia
entre vivir una noche
como si el mundo expirara,
o morir en la madrugada
fecunda de esperanza.

Se dejó en casa
mi vieja y negra camiseta
que usó como pijama.

Y un zapato de cristal.

Voy a destrozar cosas
antes de que descarrile,
para que yo siga siendo yo,
excepto por el trozo
que arrancó, y ahora arrastra
anudado a su cintura.

______

destrozar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 3, 2014 por en Como quien de eterno caer padece.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: