Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

desierto #3 (mar con lluvia).

_____

Nado y me llueves.
Y a la precisión mecánica
de mis brazadas
se suma
la aleatoriedad
de las gotas
que explotan
en el lomo gris
del mar.

Me sumerjo un instante,
no aguanto demasiado
sin respirarte.
Buceo un mundo
ingrávido como la luz
a través de un prisma,
desenfocado
como una caricia.

Cuando emerjo
brilla el sol
y se desata la galerna.
Pero soy fuerte, dicen,
hago pie. Mis piernas
se hunden en la arena,
bajo el agua.
Mi cuerpo de montaña
aguanta el embate.
Dicen.

El mar es una cama vacía.
Y yo una isla
que solo tú conviertes
en península.
Según tus mareas.

El mar es un desierto
salado. Sigo nadando.

__

iceberg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 7, 2014 por en tus ojos, mis manos, y otros desiertos (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: