Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

barro

_____

Ni te imaginas
cuánto barro va a hacer falta
para toda esta lluvia.

No concibes
todo el polvo necesario
para satisfacer los caminos.

No tienes ni idea
de las caricias precisas
para saciarme las manos.

Cuánto espacio,
cuánta espesura del aura,
cuánta densidad de tus silencios,
cuánta distancia interplanetaria,
qué rumbo conduce a ese puerto
y cual de ellos al precipicio,
cómo se nada a contracorriente
en una cama de arenas movedizas,
en qué mapa se traza esa frontera
dicontínua, magnética, imposible, inevitable.

Ni te imaginas
cuánta lluvia exige
esta tarea mía
de convertir en barro
todo este polvo.

______

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 28, 2014 por en tus ojos, mis manos, y otros desiertos (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: