Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

pulso


 

_

Un hombre camina
intentando adecuar
su paso
a los latidos de su pulso.

Le parece una manera
confortable de andar.

Hasta que cae en la cuenta
de que ese corazón,
al ritmo del cual
adapta su tranco,
no es el suyo.

Seguramente,
por eso
cojeaba.

_

puente

2 comentarios el “pulso

  1. Pingback: Poemas de David Yeste | Fragments de vida

  2. blocdejavier
    febrero 27, 2015

    todos caminamos al ritmo de los latidos de otro corazón pero en la hora final es el nuestro el infartado… https://fragmentsdevida.wordpress.com/2015/02/27/poemas-de-david-yeste/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 16, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: