Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

ikea


 

_

Tú sabes que nunca
tengo la nevera llena,
del todo.
Que siempre voy, un poco,
a salto de mata.
Que invento, que improviso,
que miro tus ojos
antes de decidir
el próximo movimiento.
Que no guardo para mañana,
por si mañana no llega,
o por si no estás.
No quiero pensar en eso,
pero es como cuando
te dicen:
“no pienses en elefantes”.
Por eso siempre
me sobra
alguna pieza, algún tornillo,
cuando monto
uno de esos muebles,
por pequeño que sea.
No pienso en eso
cuando los ensamblo,
pero es como cuando
pides tiempo y espacio:
espacio lejano,
bien distante,
y tiempo
en cualquier ocupación,
excepto,
en nosotros.

_

1_24415

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 17, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: