Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

timeline

_______________________________

_

_

_

Quedará por decir
que hubo en la tierra una noche
antes de ella. Que posiblemente
la historia universal
se dará por concluída
al día siguiente de su despedida.

Quedaremos los mudos
que alcanzamos a gritar,
sin eco y sin éxito,
dando testimonio de su paso
por algo parecido al firmamento,
los que dimos fe de su sombra
y de su deriva.

Quedará por decir, por último,
que mereció la pena
acercarse de esa manera al sol,
aún quemándome las alas
y las pestañas,
solo
para contarlo durante la caída.

_

cars

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 1, 2015 por en Lecciones de anatomía para suicidas inexpertos.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: