Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

XIV


 

_

_

_

Las huellas son a la ceniza
lo que la ola a la arena:
una impresión en negativo,
efímera, perecedera
—ahora agua que se filtra,
ahora viento que arrastra—,
que te hace dudar
si cuando dijo ayer
quiso decir siempre.
Así, los dedos son al puño
lo que el martillo al pincel,
lo que la pluma al diván
del psicoanalista:
una suerte de náusea
—ahora un lienzo, una hoja,
una espalda inmaculada—
que te ayuda a discernir
si cuando ella alzó la mano
saludaba, o se despedía.

_

canvas-471161-911-b

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el diciembre 25, 2015 por en intentario.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: