Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

XVII


 

_

_

_

No sabes cuánto
he echado de menos
saber para qué sirve un atardecer.
No sabes cuánto he extrañado
esa comodidad inexpresiva
de los brazos cruzados sobre el pecho.
No tienes ni idea
de cómo necesitaba
entender el mecanismo secreto
del viento
__________soplando
__________________en las sienes,
alborotando el pelo
y las copas de los árboles.
Pero, ahora, todo eso
ya está de vuelta. Está en mí,
como si nunca lo hubiese olvidado.
Como si nunca hubiera faltado.
Como si se tratara
de las instrucciones
para montar un mueble
____________—por ejemplo—
olvidadas en el bolsillo
de un chaquetón
____________de invierno.

_

5501278824_bd67f90930

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el diciembre 26, 2015 por en intentario.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: