Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


 

_

_

_

Casi desesperado
busco un tutorial
para poner, yo solo,
la funda del edredón.
El mejor consiste
en extenderla,
vuelta como un calcetín,
sobre la cama, y encima,
como una segunda piel,
el relleno. Luego,
se trata de enrollar
ambas capas, una dentro
de la otra. Finalmente
se deshace el carrete,
al revés, por la abertura.
Y, al estirar, la cama queda
herméticamente desierta.

Otros vídeos muestran
cómo fabricar bombas, cómo
espiar a tus vecinos,
enseñan cómo dominar
el mundo, o cómo destruirlo.

Ningún tutorial explica,
desgraciadamente, cómo
echar menos de menos
cuando poníamos, entre dos,
la maldita funda
al maldito edredón.
Y apenas duraba un minuto.

_

20110619120009-cama-vacia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 1, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 445 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: