Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


_

_

_

Igual que se cruza el tiempo contigo
si te capturo  un poco en una fotografía
—aislando infinitos todos los instantes
anteriores, todos los después posibles—
se congela el metrónomo y el espacio
cuando exhibes tu silencio imperativo.
De la misma manera que el píxel
se cuartea de cerca y se amalgama
en la distancia, el sfumatto
de la ausencia se vuelve indómito y felino.

Luego, los trenes siguen horadando
túneles, las lavadoras centrifugan días
y los muebles se quejan con los cambios
de temperatura, como los hielos del vaso.

Y casi nada de eso pasa si vienes.

_

146259568

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 21, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 507 seguidores más

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: