Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


 

_

_

_

_____________ VII

_

El problema de los mapas
es que todos se dibujaron de día.

El mundo sería un lugar mejor
si hubiéramos decidido confeccionarlos
a oscuras:

ejércitos de humanos tropezando,
sin ver más allá de sus propias narices,
mientras anotan las cotas, las altitudes
y los acantilados;

multitudes componiendo en la noche
lo que las plantas de sus pies
les dicen sobre el terreno que pisan.

Así, los mapas no serían
un triste pseudónimo de los suelos.
Se parecerían mucho más a los valles
con niebla, y a las ciudades nocturnas.

Se parecerían mucho más a nosotros.

_

12524

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 8, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 379 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: