Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


 

_

_

_

___________ XV

_

Casi todo lo mensurable tiene superficie.

Eso piensa ella mientras introduce,
anacrónica y temerosa, una postal
en el buzón.

La superficie de papel franqueado
atravesará la superficie del mundo hasta
el destino anotado en el margen.

Ese es el convenio. Luego

la superficie fotosensible del ojo
intepretará las grafías y las palabras,
gestando lágrimas o contrayendo la retina,
aboliendo casi toda la distancia.

A pesar del tiempo recorrido.

Así, el tiempo debe tener una superficie
semejante a la del mar, aunque los relojes
no tengan ni la más remota idea,

ni de eso, ni de postales.

_

Broken time

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 16, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: