Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


 

_

_

_

_______ XXXIV

_

Que las huellas que más duren
sean las que borra la ventisca
en los páramos nevados
durante la tormenta,

_
o las que deshace el mar
en esa franja de playa
en la que baten las olas.

_
Y que pase lo mismo
con las fronteras,
con las alambradas
y con los muros.

_
Que todo rastro sea
efímero,
excepto mis manos
en tu espalda.

_

nieve

Un comentario el “

  1. Miss Poessía
    agosto 7, 2016

    ¡Hermosísimo! Es increíble lo bien que lo has descrito, hay tactos que son efímeros y luego hay tactos que, aunque hayan desaparecido, siempre se quedarán en la piel y en el recuerdo. Un placer leerte…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 3, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: