Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


 

_

_

_

______ XXXI

_

Va cayendo la sombra
como una cortina de hule,
y ato los cordones de mis zapatos
a las patas de la mesa.

_
Aún y así, el aeropuerto
se aproxima inexorable
como los dientes afilados de despedidas,
como las pistas alargadas que multiplican
las distancias,
las escalas y las horas.

_
El comandante dirá
algo sobre la velocidad del vuelo,
y muchos asentirán, pero nadie
creerá en la posibilidad de ese recorrido.

_
Ni siquiera en que esa ballena de acero
sea capaz de levantarse. Luego el mar
nos explicará la isla, los tímpanos
se congelarán de adioses y despresurizaciones,

_
y veré como cae la sombra
sobre un cuadriculado de campos
y una sutura de carreteras.

_

Motorway Services 1961  AFL03_aerofilms_a94297

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 11, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 445 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: