Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


_

_

_

EL ALMA, lo crean o no, es un cilindro de madera
que pone en contacto la tapa anterior
y la posterior, en instrumentos como el violín,
el cello o el contrabajo. Preguntadle a un luthier,
a un músico, o a la mujer de Bach.

_
Dicen que esa misma palabra da nombre a otras cosas,
como al nervio de una espada, al eje
de una escalera de caracol, o a alguna otra estupidez.

_
Pero ninguna tan importante como ese pedazo de palo,
ahí, impidiendo que las cuerdas y el puente hundan
el violín sobre sí mismo.

_
Las guitarras, como bien saben, carecen de alma.
Tienen que conformarse con la boca y las costillas.

Como todos nosotros.

_

wpid-2721-2721-3ea7f63f9f2a4177add35006dd3a7e04

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 8, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: