Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

nuevo


_

_

_

Cuando se disipó la niebla
no hallamos el paisaje que esperábamos.
Se doblaban los días, las horas, los segundos,
de la misma manera. Pero se quedaron
andrajos de bruma prendidos en las ventanas.
Cuando se disipó la niebla
nos amaneció un año nuevo
que era el mismo, usado, manoseado,
que todos ya conocíamos. Aún y así
nos empeñamos en fingir
los brillos y las sorpresas. Como
si lo inaugurásemos todo, como si las calles
no fueran las de siempre, como si la gente
hubiese dejado de caminar mirando al suelo.

_
Cuando se levantó la niebla,
aunque ninguno de nosotros lo quisiera,
nos empeñamos en inventar una nueva.

_

7_naked_city_fog_small

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el diciembre 31, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: