Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

27/02/2017

_

_

Llevas un animal dentro. Un animal herido,
con el vientre abierto, con las alas quebradas.

_
Se asoma, ese animal, a tus ojos.
Late en la jaula de tus costillas.
Suda en tus axilas, y cuenta las horas
y las estaciones.

_
Lo apaciguas, lo alimentas, lo domesticas.
Lo curas con arpegios agridulces
de arpa cansada.

_
Pero a veces te muerde, hiere tus dedos
cuando le aproximas el alimento,
araña tus mejillas cuando le cantas,
picotea tus pupilas en la última luz del día.

_
En esas ocasiones estás viva. Más viva
que cuando el animal duerme, o silba
tranquilo en el columpio de su prisión.

_
Más viva que cuando él está más vivo.

_
Más viva que cuando tú.

_

fotolia_4460587_xs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 27, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 379 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: