Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

24/03/2017

«[…]Así las cosas,
cualquier haz de luz
será recibido con entusiasmo,
como si nos visitara el sol mismo».

_
Rafael Argullol, 2-1-2012, en Poema.

_

_

Sueño que vienes a arrancarme la espina,
vienes a hacerme sangrar y descansar.
Sueño que llegas para certificar
el cese de los latidos y las hostilidades.
Arribas y queda por siempre abolido
mi síndrome de Sthendal en la grieta del asfalto.
Sueño con tu cara soñando bancarrotas,
calculando anoxias, codificando
los tonos violáceos de los labios inertes.

_
Sueño que te acercas, despacio,
y me susurras que todo es fácil
como una mañana templada contigo.

_

espina7.jpg

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 24, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: