Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

25/03/2017

_

_

_

Trabajan en el arcén
de la carretera. Solo
los ves un momento,
mientras conduces
hacia el sur.

_
Enfundados
en sus trajes fosforescentes,
con sus cascos y sus gafas
protectoras.

_
Ni siquiera sabes
si desbrozan la hierba
o suturan el asfalto
y la pintura.

_
Y sin embargo,
piensas, cada uno
de ellos es una semilla,
una conexión sináptica
o una corriente eléctrica.

_
Alguno, tal vez,
una metástasis de hormigón.

_
Así se pierden
en tu retrovisor
y en algún rincón
de tu memoria.

_

turnpike1943

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 25, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: