Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

constitución

_

_

_

Pedir asilo político
en una sala de espera.
Ser un habitante más
en cada silla de plástico,
con la vista clavada
en las baldosas del suelo,
o en el dispositivo electrónico.
Adaptarse a esa constitución,
a ese marco jurídico:
mostrar únicamente
gestos de desaprobación
o de impaciencia, estirar
el cuello al taconeo del pasillo,
no cruzar con nadie la mirada,
amoldar tu espalda
a la curva del martirio, censurar
cualquier indicio de amabilidad.
Morar ahí, enraizar ahí,
hasta que te llaman por tu nombre,
por tu número, por tu gen.
Alzarse, mirando de cerca
las líneas de las manos.
Arrastrar los pies, andar mal.
Contar las horas hasta verte.

_

sala de espera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 19, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: