Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

_

_

_

ondea apenas la sábana

_
laxa bandera ardiendo inmóvil,
andanadas de fogueo, manos impares,
sargazos submarinos en el crepúsculo

_
susurras cuando notas una brizna
ofendiendo la piel descolorida,
fallando todos los intentos, boqueando
oscuros retazos del ocaso,
cauterizas todas las quemaduras
a copio de carcajadas sin mercurio

_
exhalas, entonces, minúsculos huracanes
nacidos en risas de cinco minutos

_
susurras, entonces, la última palabra,
ungida y beática de sueño y de aceras

_
ahora duermes y ondeas sin brisa,
perpetúa la marea el milagro en tu pecho,
nace una rítmica de sales y de humo
en la periferia deshabitada de tu gesto,
avanza, ya, la noche espesa y sin nube

_

a0f702d6c2c11a98d4cb0b9da883933a

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 27, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 363 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: