Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

_

_

_

enterradas las manos en la madera
ven crecer a su alrededor los anillos,
aguardan la incertidumbre del hacha
penetrando en la costilla y la falange,
ofreciendo carne al metal, tendón al humo,
renegando de un hastio antiguo,
asumiendo un futuro volátil y oxidado

_
estatuas de raíces impasibles al vendaval,
los nudillos como calaveras mordiendo el suelo

_
susurra en el tímpano una madera rota,
un soplido complejo, un desierto ambiguo
devastado de oasis, con el filo mellado,
olvidando doblarse hasta el crujido,
royendo las esquinas del laberinto

_
enterradas en la tormenta, las manos,
naufragando a un metro de la orilla

_
tú me observas mientras todo eso ocurre,
urdimos una red de miradas eléctricas

_
pienso en el día en el que te ofrecí las manos,
ilumino cuando recolectaron tus lágrimas,
eran días recién nacidos a nuestro mundo,
las velas hinchadas, aún hoy, con ese aire.

_

fc577e96-0d0e-4285-abe6-d3231adaa039-1024x768

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 29, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 379 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: