Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

 

_

_

_

habitas el silencio
inclinado del tejado,
exhalas la melodía
narcótica de la espera,
duermes en el precipicio
ensimismado del vértigo

_
lees esto, acaso lo hojeas,
acaso ni tan sólo eso

_
parpadea el viento
iridiscente, a ratos,
en los aledaños
de tu cintura,
rescatando apenas
animales dormidos

_
lees esto por inanición,
acaso alcance a saciarte,
baste acaso para esa sed
remota, extraña,
apetecible

_
los paisajes huyen,
arden los teléfonos

_
habitas ese ruido,
extirpas la música,
restas la voz muda
inoculada de lejanía,
destilas de la distancia
arpegios aéreos en mi voz

_

a8dff075464e16a26eea77c3762e457d--concert

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 4, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: