Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

_

_

¿
_
el tren sale puntual, creo,
naúfragos subterraneos dormitamos

_
queremos que la luz nos abra los ojos,
usamos los andenes como trampolines,
época extinguida del insecto y la luciérnaga

_
llegamos de todas partes, ocupamos
uniformemente los asientos,
guardamos los oídos y las lenguas,
apátridas del abrazo y la despedida
ronroneando en los raíles

_
en medio de ellos soy parte
nuclear de ese sistema
cinético, digestivo, depredador,
observo sin ser observado,
niego ensimismado mi condición
transitoria de amante emérito,
residente apátrida del túnel:
amaneces un jueves árido, me alejo,
raudo acude tu recuerdo sobre la sábana,
levantándome la vista y la memoria,
ocurre: se me hace la boca tú

_

1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 13, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: