Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

_

_

_

amanecer y salir al día

_
como quien viene al mundo
olvidando el tiempo, las horas
largas del tedio y el olvido,
abrir los ojos en esa agua,
rozar la mañana con las manos,
tocar las columnas que se alzan
en todos los amaneceres

_
pensar luego las calles,
ordenar los montes, el paisaje,
regarlo todo con un viento cierto

_
esperar a que ella despierte,
levantar la vista ante ese hecho

_
acariciar la luz densa,
cobijarme como los pájaros
en una sombra móvil:
reloj de sol y de aire
ondeando en la curva de su cadera

_
mientras, como quien
eterniza alguna espera,
laminar la piel cansada,
lamer la piedra ardiendo,
amanecer del sueño de uno,
domar ese viento constante,
olvidar días para no olvidarlos

_

1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 7, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: