Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

_

_

_
hubo una
irresoluble carretera
ninguneada por un destino
con metas volantes y gasolineras,
hubo tantos kilómetros como minutos,
aire acondicionado y jóvenes dormidos

_
los dientes apretados,
aferrados los dedos al volante,
siguiendo, los ojos, las cunetas

_
viento de cola
en ese alejarme intermitente,
luces de cruce
alumbrando los metros necesarios,
sonando en la radio eso que siempre cantas

_
directrices cambiantes de un asfalto
ordenándose bajo mis ruedas,
rutas despertándose a un dia
menos en el descuento del calendario,
incipiente, vehemente ausencia
driblando apenas otros reencuentros,
asomaba el día, creo,
sabiéndote cerca a lo lejos

_

huntingdon-road-crash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 17, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: