Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

_

_

_

Y queda el temblor cuando despiertas

_
desnuda a las manos del aire,
expatriando notarios y certezas,
tan lejos tus labios cuanto más te verso,
entretenida mi mano en el recuerdo,
nada, o casi, en el cajón del alma,
tan cerca tu boca cuanto más te leo
en ese braille mudo de la memoria

_
levante leve lacera las luces
una vez abiertas las grietas del día
en las esquinas domadas de la mañana;
grutas horadadas en la espuma del tiempo
obtuso, espeso, recluso y soñoliento

_
edifico esto con materiales perecederos,
notas y apuntes para olvidarlos luego

_
sólo se salva su sombra móvil y cimbreante:
un halo caligráfico sin mucho sentido

_
anoto el nombre exacto de las cosas,
lo arrastra el viento en ese preciso instante,
invento una definición precisa para esta
extraña manera de tenerte, y
niego la física rigurosa del tacto:
tan en mi mano tu cintura cuanto más escrita,
o tan besada tu espalda cuanto más despierta

_

índice

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 17, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: