Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

_

_

_

promete el viento ser también grito,
imposible emitir sonido en el vacío,
ni siquiera un susurro imperceptible
tejido de calma y silencio
antes de apagar las luces

_
en ese preciso espacio habita,
se retuerce entre los tendones,
tensa los arcos y los diafragmas
en el momento en el que sale por la boca,
lame la lengua, muerde los dientes,
acumula decibelios y tornados,
sacude los espasmos de la tarde

_
y tal vez te alcance en tu isla calma

_
tal vez se pierda en olas y acantilados,
o su tono quede lejos de lo armónico,
rascando la hierba y los matorrales,
batiendo en las puertas y los cristales,
el viento, el grito, mi voz
levantando dunas en tu espalda,
limitando un tiempo que no corre,
intentando cubrir esa distancia,
no a trescientos treinta techos por día,
o a doscientos noventa kilómetros por segundo,
sólo mi grito, de lejos, en tu eco

_

indy-scream

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 13, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: