Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

_

_

_

invento una pésima anécdota
nacida de un incidente nocturno,
tal vez una riña de perros y gatos
en un erial cualquiera,
narrada por un cronista
taimado y amarillo,
a través de rumores sin confirmar

_
vitupera él sobre el felino,
inculpa, inclinado y asimétrico,
vociferando sobre la aviesa mirada,
iris horizontal y ambarino
ronroneando desde la tapia

_
sé —sabe— que el cronista miente
incidiendo en la zarpa y el salto,
negándole la culpa al ladrido

_
vienen así las cosas,
inventadas ya las disputas
el perro se lame las mentiras,
nada le dice el gato al viento,
tan solo camina despacio
ondeando su lomo y su estela

_

ghost_cat1224426697[1]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 22, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: