Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

_

_

_

antes, habitábamos el aire

_
sonaban los mismos vientos
entre tu pelo y en mis oidos,
rara vez se detenía esa música

_
gastábamos las tardes
en cometas de niebla,
mirábamos las cosas
incendiándolas,
descendíamos, planeábamos
o tan sólo nos dejábamos caer

_
casi no tocábamos el suelo,
rara vez nos posábamos,
eras tú, y yo era, parte del cielo,
conocíamos las nubes,
incluso una vez las moldeamos
en forma de tormenta ocasional,
nada era más ligero que esos pasos
dados sobre la hierba,
obviando toda gravedad

_
eran esos días sin peso,
ningún peso importaba

_
tan sólo aquel vuelo
una tarde de otoño

_
ganábamos altura como
aves migratorias, sin
rumbo aparente, sin
gastar casi las alas, y
ahora… ahora aprendimos ese
navegar en todos los vientos,
también en esos días lentos,
aunque no sople la más mínima brisa

_

378556039-vilano-diente-de-leon-asteraceae-soplar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 3, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: