Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

_

_

_

a las ruinas se les puede

_
derribados ya los muros
es sencilla la invasión,
raso el terreno,
reducido a escombros,
inoculada de viento la piedra,
bastan unos pasos ligeros
atravesando el desastre,
reclamando para sí el dominio

_
lo ignoramos casi todo, pero
uniformemente avanzamos
en el suelo polvoriento
gastando las suelas y el alma,
oteando cualquier horizonte

_
tomamos las migajas,
olisqueamos otros cuerpos
deseando ser estatuas
atrapadas en las fachadas
sosteniendo los hilos de la noche

_
los ojos llenos de tierra,
acaso no fue así siempre,
sueños de páramos y escarcha

_
eso pasa si caen los muros,
sólo si los cruzamos
tratando de liberar el aire,
a las ruinas se les puede
tanto como te pueden a ti:
uno se rompe contra la pared,
amontona los pedazos,
si sopla el viento, se esparcen

_

Ruins-of-Khami

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 31, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: