Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

_

_

_

no hay viento en la luna,
antes hubo, pero ya no,
dejo de soplar
apenas Armstrong puso un pie

_
no son ciertas esas estrellas
intentando tiritar en un palo

_
no hay viento en la luna,
a pesar de lo que digan,
debe ser que todo anda
incendiando el reflejo del sol
en los ojos de los terrícolas

_
su cara oculta, en cambio,
es un vendaval incesante

_
mientras, los humanos,
unos a otros nos soplamos
en la cara o en los ojos,
validando los eclipses,
eclipsando cualquier huella

_

aHR0cDovL3d3dy5zcGFjZS5jb20vaW1hZ2VzL2kvMDAwLzAwMC8xMzIvb3JpZ2luYWwvMDkwNzEwLW1vb24tZm9vdHByaW50LTAyLmpwZw==

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 13, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: