Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

_

_

_

y sabiéndome caído

_
vencí mi raíz de planta de interior,
una vez adquirida
esa cualidad de semilla
levanté los brazos al cielo,
era una noche sin apenas frío,
nunca estuve tanto rato quieto

_
caían de mis manos grandes
otras palabras, otras caricias,
mecidas por un aliento
oxidado de tinta y cemento

_
valoraba mi horizontalidad, la
inercia de mi masa vencida,
el eclipse de mi cuerpo
jibarizado en los faros de los coches,
acostumbrada la sombra móvil
sobre el asfalto escrito

_
creí, entre la bruma,
obtener una claridad ténue,
más tarde supe que sólo
eran tus ojos leyendo esto,
tu intención salvándome,
arropando al naúfrago,
susurrándome al oído

_

maxresdefault

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 24, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: