Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

tres infiernos

_

_

_

Tres infiernos traigo en mí encerrados,
tres avernos de espina y laberinto,
tres trozos de alma, cada uno distinto,
tres purgatorios interconectados.

_
El primero es de versos condenados,
de palabras nacidas sin instinto.
El segundo, un rebaño variopinto
de futuros, presentes y pasados.

_
El tercero escapa por los costados,
con todos los miedos que siempre tuve:
los monstruos que duermen aletargados.

_
Sin edén, sin cielos edulcorados,
mis tres infiernos se tornan en nube:
me llueven en los días alejados.

_

winter_thorns

Un comentario el “tres infiernos

  1. raqueltd
    junio 3, 2018

    Nuestros infiernos particulares siempre nos acompañan, como creo que ha de ser, porque conociendo nuestra oscuridad es como sabemos qué es luz… Gracias, poeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 28, 2018 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 424 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: