Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

la piel de los vagones

_

_

_

En la puerta, amigos imaginarios.
En el estante hay éxitos ausentes.
En la pared, guitarras renuentes.
Repletos de fantasmas los armarios.

_
En mi cuerpo viven arrendatarios,
moradores ociosos y silentes,
héroes que roen con uñas y dientes
todos los espejos, los diccionarios.

_
A salvo de goteras y afluentes
mi sombra se cobija en los rincones
tiznada del hollín de las simientes.

_
Te guardo mi tesoro en los cajones,
lejos de miradas complacientes:
tres versos en la piel de los vagones.

_

2139851184_492180ffd1_b

Un comentario el “la piel de los vagones

  1. raqueltd
    junio 3, 2018

    También me gusta guardar versos en los rincones posibles: allí se acurrucan, expectantes, hasta que el poema les llama y se vuelven parte de lo que ya son 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 29, 2018 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 445 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: