Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

dieciocho (x3)

_
_

_

Mi lápiz es mi músculo más bárbaro y fuerte.
Su madera y grafito me salvan de la muerte.
Es mi tabla de naúfrago. Es mi buena suerte.
Es lo más lejos que estuve de ser polvo inerte.

Es la flecha que hiere y la aguja que cose.
Es el carbón que mancha. Es el pulmón que tose.
Es mi alambre de espino, es quien cruzarlo ose.
Es el árbol y la tierra: resumen y pose.

Mi lápiz es mi garganta. Es mi sexto dedo.
El pie con el que avanzo, con el que retrocedo.
Mi lápiz es mi duelo, mi dolor y mi miedo.
El que escribe deprisa: “si te vas, ya no puedo”.

_

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 3, 2018 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 428 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: