Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

aquí

_

_

_

No hace frío
en el lugar
desde donde escribo.
No hay luz, tampoco.
Lo poco que veo
lo iluminan mis ojos.
_
No hay sonido,
aquí, ni siquiera.
Acaso un temblor
de pulso en la sien
de la fiera dormida.
_
No hay ley, ni pan,
ni bien, ni sal,
ni mal, ni agua.
_
Aquí sólo habita
la sombra de mi mano
izquierda, tras un cristal
verde oscuro, translúcido,
preguntándome en silencio
si merece la pena.
Apenas susurrando
que me quiere.
_
Aquí sólo hay eso,
y un montoncito de yesca
para el incendio venidero.
_

aqui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 18, 2019 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 485 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: