Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

22022022




Un día amanece a su hora,
nace esa luz del descuento,
asciende una estrella inerte y viva.

fractura el sueño y la duermevela,
establece los márgenes y la señal,
choca de bruces con un cielo viejo,
hiere la herida del herido
abandonando la esperanza en una esquina

calla la luz al bullicio del hombre,
hurga en las tripas del desconsuelo,
agosta los brotes antes de que asomen,
lapida las risas en los sótanos,
quema pestañas, teje ausencias,
urde cada alambre de espino,
incendia las aceras desiertas,
envolviendo la vida de gerundios,
revistiendo la muerte de participios,
adornando el hueso de infinitivos

mientras, la piedra sigue girando,
ata los zapatos a una gravedad capicúa,
tributa dolor, ausencia, promesa,
a la condena impuesta y siempre olvidada.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 22, 2022 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 501 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: