Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

envoltorio

_

_

Ya no le haces cruces al pan
y se te cala el coche cuesta abajo:
el algoritmo predice el próximo latido,
se sincroniza la tarde en un metrónomo
_______________________ mal calzado.

Ni siquiera echas sal  en las esquinas
pero vomitas la escena a medio digerir:
el mal fario consta en todos los catastros
como otro inquilino habitual
______________________de las sombras.

Ya ni te muerdes la punta de la lengua
para evitar que te pique cualquier avispa:
el poro supura el antídoto puro
del veneno de la risa y del espasmo
_______________________ de la cintura.

Sigue buscando:
hay cientos de nuestros poemas
con un final feliz en su envoltorio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 10, 2022 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 495 seguidores más
A %d blogueros les gusta esto: