Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


_

_

_

AUNQUE HINCASE la rodilla,
la hoguera seguiría
bien alimentada
por siempre

_
—con los marcos de las puertas,
los cuadros, las cucharas
y los cadáveres de las guitarras—.

_
Aunque ahora me rindiera,
mi edificio aprendería
a resistir por sí mismo
los asedios

_
—con las aristas de los escombros,
con las astillas de las botellas
y el orín de los clavos torcidos—.

_
Aunque no volviera a levantarme,
aunque mi espalda
no pudiera sostenerme,
todo permanecería

_
—un suelo más rico en materia
orgánica, más óxido, acaso
una sonrisa en el recuerdo de alguien—.

_

8404919667_21cdf1338d_k-100593811-primary-idge

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 22, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: