Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

XI


 

_

_

_

Hablábamos, entre risas,
de esa trilogía del desconsuelo:
las neveras vacías, los otoños
sin lluvia, y las camas
con colchones de arena.

Era fácil decir todo eso
en la penumbra,
con el vaso en la mano,
con la media sonrisa
del tedio y el licor.

Luego las calles
nos ponían en nuestro sitio.
Nos mandaban callar,
y regresábamos a casa,
obedientes,
con la cabeza agachada.

Casi todos los rocanroles
habían terminado.

_

3215713441_a7cd795aa0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el diciembre 22, 2015 por en intentario.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 504 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: