Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


 

_

____________________II

_

Un nodo, una petición, un píxel,
un bite, la respuesta de un servidor
remoto. Cuatrocientos cuatro y todas
las escaleras conducen a habitaciones
cerradas. O casi. Cuatrocientos cuatro.
Ella acaba de irse con su estela
de contraluces y despedidas. Y casi todos
los enlaces apuntan a contenidos
inexistentes. Redes de alta capacidad,
con una creciente velocidad de transmisión
de datos. Ceros y unos. Cuatro cientos
cuatro. Malentendidos digitales, data lost,
grietas holográficas que se sueldan
en un nanosegundo de epidermis.
Cuatrocientos cuatro. Me llega un mensaje
que dice que ya ha llegado a su destino.

_

euroblack_harrison.jpg.625089

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 3, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 379 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: