Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


 

_

_

_

________ LIV

_

Cuando mi padre tenía la edad
que tengo hoy,
yo andaba por los diecinueve.

_
Supongo que, por aquel entonces,
ya creía tan poco en él como en mí.

_
Hoy día ha dejado de creer en todos.

_
Y yo, ahora que tengo justo esa edad
que tenía mi padre
en mil novecientos ochenta y ocho,
me empeño en creerme la edad,
en creer a mi padre, en creerme
a mí mismo.

_
Hoy, que tengo esos cuarenta y siete
contemporáneos a los casi dieciséis,
a los casi trece, de mis hijos,

_
hoy creo en el tiempo
como unidad básica de la distancia,
y en sus ojos
como unidad eterna de credibilidad.

_
Y creo en las manos de mi padre,
como en algo parecido
a lo que serán mis setenta y cinco.

_
Si alcanzo.

_

charles-macmahon-henry-sincosky-anton-matysek-e1466784146795-770x439_c

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 9, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: