Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

berceuse

_

_

_

No me salves. Puedo
saciar mi sed oyendo
el rumor continuo del grifo.
_
No me redimas. Sé
calmar toda el hambre
con rebanadas de tu sombra.
_
No te apiades. Soy capaz
de resguardarme del frío
con el eco de un recuerdo.
_
No te preocupes. Me alcanzan
unas pocas palabras
para quitar la nieve de tu puerta.
_
No me juzgues. Sólo necesito
un poco más de tiempo, para dejar
de temerle a estar asustado.
_
No me perdones nunca.
_

screen-shot-2019-01-13-at-4.07.18-am-1.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 3, 2019 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 507 seguidores más

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: