Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

escena IV

_

_

_

Ocho minutos y diecinueve segundos
tarda la luz del sol en llegar a mi calle.
Eso es todo. Ese lapso casi imperceptible.
Hoy me amaneció a las siete cincuenta y cinco,
en ese trozo de tiempo, de hambre, de miedo,
que cuenta una historia iluminando una piedra.
La luz de la estrella podría haber cesado
justo cuando empecé a escribir estas palabras,
y acudir la oscuridad mientras tú las lees.
Ocho minutos y diecinueve segundos,
¿qué podrías hacer tú en todo ese tiempo?

_
escena4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 18, 2020 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 505 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: