Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

LXVI

  _ _ _ —¿Sabes qué día es hoy?— me preguntaba. —Cualquier día de finales de enero— dije yo. —No —insitía—. Hoy es el día en el que el libro … Sigue leyendo

enero 31, 2016 · Deja un comentario

LXV

  _ _ _ Igual que la luz —aún minúscula grieta— es capaz de hacer que la oscuridad se derrame y se disuelva en madrugada o desvelo, una mancha de … Sigue leyendo

enero 30, 2016 · Deja un comentario

LXIV

  _ _ _ Detrás de la puerta, el músico rebelde le pone melodía al himno que compuso el poeta maldito un martes de resaca. Servirá como marcha militar rimbombante … Sigue leyendo

enero 29, 2016 · Deja un comentario

LXIII

  _ _ _ Algo habrá de bueno en las oquedades _________________de los árboles, ____en los descansillos de los bloques _______________de pisos baratos. __Algo bello se filtrará por las cañerías … Sigue leyendo

enero 28, 2016 · Deja un comentario

LXII

  _ _ _ vocación de yunque, no por el golpe o la chispa, por el ritmo y por el hierro retorciéndose vocación de brecha de agua, abriéndose paso en … Sigue leyendo

enero 28, 2016 · Deja un comentario

LXI

  _ _ _ Vista cenital: camino de noche por una acera —sirve cualquiera, un no lugar acostumbrado—. tramos de oscuridad, tramos en los que mis pasos, alternativamente, me conducen … Sigue leyendo

enero 27, 2016 · Deja un comentario

LX

  _ _ _ La fuerza que al árbol le confiere la fragua del mediodía yo la gano de la luna, o de la intermitencia del fluorescente. Compartimos el agua … Sigue leyendo

enero 26, 2016 · Deja un comentario

LIX

  _ _ _ Sólo sabemos la guerra por el píxel y por la cafetera, por algún abuelo muerto y mudo. Aún y así especulamos con el sabor de una … Sigue leyendo

enero 25, 2016 · Deja un comentario

LVIII

  _ _ _ — Debes dejar la lengua a su libre albedrío— le decía mientras se inclinaba sobre su cara. En la pared quedaban los agujeros de bala que … Sigue leyendo

enero 25, 2016 · Deja un comentario

LVII

  _ _ _ Resultaba hermoso y civilizado ver a los jóvenes saltar desde lo alto de los rascacielos. Mucho mejor, eso, pensábamos todos, que los grandes incendios forestales, a … Sigue leyendo

enero 24, 2016 · Deja un comentario
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 479 seguidores