Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

LIX


 

_

_

_

Sólo sabemos la guerra por el píxel
y por la cafetera, por algún abuelo
muerto y mudo.

Aún y así

especulamos con el sabor de una pólvora
que nunca conocimos, mientras paseamos
nuestros perros castrados,
exhibiendo
sonrisas de fogueo.

Quedan lejos,
quedan grandes, quedan borrosos
los otros digitales, las zanjas, y todos
los que no aprendieron nunca
a nadar, o a ser nosostros
en nuestra atalaya
rodeada
de alambres de espino.

En lugar de doblar el espinazo
para dar brazo al que cae,
sólo
recogemos los excrementos de las mascotas
con bolsas de plástico negro.

Sin cremallera.

_

71vj5Jv8LlL._SL1500_

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 25, 2016 por en intentario.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: