Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

boreal

_________________________________________

_

_

Cientos de blancos que son uno
en la aurora boreal de tu pelo
Acke Zetterberg, ‘Al norte de Jämtland’.
_

_

Acke Zetterberg escribe sus versos
desde una cabaña azul, tan cerca
del lago Störjsom que, de no ser
por las yardas de hielo,
podría incluso adivinar la orilla.

Detrás de la ventana, supongo,
tampoco alcanza a discernir
entre la nube de su aliento
y sus propias palabras escritas
o pronunciadas.

Acke le escribe al frío,
a la hoguera crepitando,
a un abrigo en la percha
como única compañía.
Y a la penumbra boreal
de una tarde de treinta noches.

Tan lejos las luces de Östersund,
en el eterno invierno
de mil novecientos noventa.
Tan lejos Barbro y su sonrisa
como el sol del deshielo
o el verde de la ribera.

Desde arriba, frío cenital:
los ojos de Acke,
tras el cristal empañado,
son el único indicio de primavera,
mientras su dedo índice
juguetea con el gatillo.
_

7grey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 11, 2015 por en Lecciones de anatomía para suicidas inexpertos.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 445 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: